¿Cómo abrir una cerradura? Averías en mecanismo de cerradura

¿Cómo abrir una cerradura? Averías en mecanismo de cerradura

Hoy hablaremos sobre los delicados mecanismos de cerraduras que en muchas de las veces nosotros creemos que son resistentes pero en realidad no es así. Es por ello que muchas de las ocasiones la cerradura está dura, la llave no gira o la llave no entra.

Es por ello que recomendamos hacer mantenimiento cada cierto tiempo a la cerradura ya que con ello podrás tenerla siempre a punto.

Pero si bien es cierto muchas de las veces olvidamos darle mantenimiento o cualquier avería puede surgir es esos casos, ¿Qué hacer si ya cuentas con una avería?

Si tienes un problema como los ya antes mencionados simplemente debes mantener la calma y contactar a tu cerrajero de confianza para que solucione cualquier tipo de problema que puedas tener.

Tipos de averías en el mecanismo de cerradura

Seguidamente te daremos a conocer algunas de las averías más comunes en el mecanismo de las cerraduras.

La llave gira pero no abre la puerta – la llave no entra dentro de la cerradura

Esta avería puede tener muchos factores que lo ocasionan, como por ejemplo; si la llave es nueva tal vez no pueda entrar en la cerradura porque no está bien limada.

Si es un problema como ese pues la solución es muy fácil, solo debes acudir al lugar donde te han realizado la copia y pedirle que te la arreglen ya que la llave no funciona adecuadamente.

Si anteriormente la llave funcionaba correctamente y desde hace poco empieza a dar problemas tal vez sea porque dentro de la cerradura exista un objeto pequeño lo cual impide que la llave entre con facilidad. Pues una simple partícula de polvo provoca que la llave no encaje o entre con facilidad en la cerradura, pero con la ayuda de un alfiler pequeño puedes retirarlo.

En este caso es poco tenido en cuenta pero muchas de las veces es lo que provoca tal inconveniente, pues es el frío ya que cuando las temperaturas bajan las cerraduras se congelan por lo que simplemente debes darle un poco de calor para que el mecanismo funcione correctamente.

Si nada de lo que te hemos dado a conocer funciona debes lubricar la cerradura con un spray de grafito lo que hará que la llave entre en la cerradura cómodamente.

La llave no gira adecuadamente

La solución para este problema es poner un poco de spray de grafito si es una cerradura simple. Si es una cerradura que tiene un mecanismo combinado de apertura, osea, que debe girar la llame y el pomo al mismo tiempo es muy probable que el punto común esté aflojado y tendríamos que buscarlo. La solución para ese problema es probar hasta que lo encuentres y después cambiar la cerradura.

La llave gira pero no abre la puerta

Si tienes un problema como este pues debe ser porque el mecanismo está dañado, la solución perfecta para estos casos es cambiar la cerradura y es algo que lo puedes hacer por tu cuenta o si deseas puedes llamar a un profesional para que te ayude de manera rápida.

La llave no sale, se ha atascado

Si tienes un problema como estos lo que puedes hacer es tirar con cuidado sin hacer palanca ya que provocarías que la llave se llegue a doblar o romperla. Para evitar eso debes agarrarla con tenazas y mientras tratas de extraerla muevela de lado a lado suavemente.

El pestillo no funciona

Esta avería es a causa de que la puerta se ha desalineado, ya sea por golpes que ha tenido la puerta o por su uso, pues al momento de abrir o cerrar la puerta damos fuertes tirones lo que provoca tal avería, pero te traemos unas muy buenas opciones para que puedas ponerle fin al problema:

  • Ajustar los tornillos, así el mecanismo retomara su posición.
  • Reajustar la pieza que esta en el marco de la puerta.
  • Lubricar el pestillo.

El pestillo se atasca

Es de conocimiento de todos que las puertas a lo largo del día tienen mucho movimiento por lo que a lo largo del tiempo llegan a presentar averías como que se mueva de su sitio inicial lo que provoca que las bisagras se desajusten por lo que a la final todo el mecanismo lo hace también. Es por ello que muchas de las veces el pestillo de la puerta se atasca, porque la puerta pudo haberse desviado.

Pero no te preocupes que la solución es fácil y rápida pues simplemente debemos ajustar el pestillo de otra manera, osea debemos quitar y volverlo a ajustar a la puerta o colocar las bisagras de la puerta como estaban. No importa que procedimiento tomes, los dos son muy fáciles.

Esperamos que te haya servido de algo conocer las posibles averías con los mecanismos de las cerraduras de puertas y sus posibles soluciones. Así que ya no te preocupes si la cerradura empieza a dar problemas ya que lo puedes solucionarlo por tu cuenta.

Acerca del autor

antonio administrator

Deja un comentario

Llámanos Ya !